Preguntas Frecuentes

8AM - 5PM M-F   +1.8052780799


¿Quién tendrá acceso a la información / registros del niño?


La ley nos exige mantener la privacidad y la seguridad de tu información médica protegida (PHI). El médico asignado y el personal interno tendrán acceso a la información médica de tu hijo. Si tu hijo necesita servicios adicionales, se solicitará la divulgación de información para comunicarse con otros profesionales de la salud (por ejemplo, médicos y psiquiatras). Tu información NUNCA se utilizará con fines de marketing o sin tu consentimiento.



¿Cómo sabré que mi hijo está mejorando?  


Tú y tu médico desarrollarán un plan de tratamiento para ayudar a identificar los síntomas de tu hijo y guiar su progreso. Se reunirá trimestralmente o con la frecuencia que necesite para discutir los objetivos y el progreso del tratamiento. Te recomendamos que establezcas metas que sean importantes para ti y se honesto con tus sentimientos o ideas sobre el tratamiento. También te recomendamos que se comunique con el terapeuta si notas algún cambio repentino en el comportamiento o el estado de ánimo de tu hijo.


¿Estoy haciendo algo mal?

Las familias llegan al punto en que no están seguras de si pueden manejar los problemas por sí mismas o si necesitan buscar ayuda adicional. Los servicios de salud mental están aquí para ayudarte y brindarte las herramientas y estrategias para abordar situaciones difíciles y brindarle el apoyo que tu familia está buscando.



Si mi hijo pregunta por qué tiene que ir a recibir tratamiento, ¿qué debo responder?

Tanto los padres como los niños pueden sentirse nerviosos por buscar tratamiento y es importante ser abierto y hablar con tu hijo sobre la terapia. ¡Sé honesto! Espera un momento de calma y habla con tu hijo sobre lo que le preocupa. Ofrece compasión reconociendo los sentimientos de tu hijo y haciéndole saber que quieres ayudar.

 

¿Cuánto tiempo estará mi hijo en tratamiento?

Esto depende de la gravedad de los síntomas de tu hijo y de su voluntad de participar en el tratamiento. La participación de los cuidadores es clave para obtener buenos resultados. El tratamiento promedio dura un año, pero tal vez mas o menos dependiendo de las circunstancias individuales de cada cliente.